A su llegada, la lenta respuesta menudo Delay atención al ictus

Abril 9, 2016 Admin Salud 0 9
FONT SIZE:
fontsize_dec
fontsize_inc

La mayoría de los pacientes con ictus no pueden recordar cuando sus síntomas comenzaron o no llegan al hospital en el momento oportuno, para que no puedan ser considerados para terapias dependientes del tiempo, como el medicamento anticoagulante activador tisular del plasminógeno (tPA), investigadores en Stroke: Journal of the American Heart Association.

"TPA se ha demostrado que reducir la discapacidad desde isquémica (provocada por coagulación) derrame cerebral, sin embargo, el fármaco está aprobado sólo para su uso dentro de tres horas del inicio de los síntomas", dijo Kathryn M. Rose, Ph.D. ., autor principal del estudio y profesor asociado de investigación en el Departamento de Epidemiología de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. "Es s importante que la gente reconozca los síntomas de un derrame cerebral e inmediatamente llame al 911 (servicios médicos de emergencia) cuando se producen."

Los investigadores analizaron los datos de 15.117 pacientes de 46 hospitales inscritos en Carolina del Norte Stroke Registro (NCCSR) desde enero de 2005 a abril de 2008. La mayoría tenían entre 45 años o más; 54 por ciento eran mujeres; El 53 por ciento de los pacientes llegaron por Servicios Médicos de Emergencia (EMS); y el 38 por ciento recibió atención en los hospitales designados como centros de accidente cerebrovascular.




Entrada de diagnóstico presuntivo La carrera más comunes fueron:

  • sangre -grumo relacionados o accidente cerebrovascular isquémico - 43 por ciento,
  • ataque isquémico transitorio o AIT - 28 por ciento,
  • sangrado (accidente cerebrovascular hemorrágico) - 9 por ciento, y
  • tipo no especificado de accidente cerebrovascular - 20 por ciento.

Sólo el 23 por ciento de todos los pacientes NCCSR llegó al hospital dentro de las dos horas del inicio de los síntomas y eran por lo tanto adecuado para la evaluación de recibir tPA. Instituto Nacional actual de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS), las directrices recomiendan que el paciente reciba una tomografía computarizada (TC) en los 25 minutos de su llegada al hospital. En un análisis de 3.549 pacientes que llegaron al hospital dentro de las dos horas del inicio de los síntomas, sólo el 23,6 por ciento recibió una tomografía computarizada en 25 minutos. En este grupo, los investigadores encontraron que los que llegaron en ambulancia fueron más del doble de probabilidades de recibir una tomografía computarizada oportuno que aquellos que "caminó" por su cuenta.

Los pacientes que reciben atención en un centro de primaria de accidentes cerebrovasculares también tenían más probabilidades de recibir un análisis oportuno que los tratados en otros hospitales como son hombres frente a las mujeres. La raza, el estado del seguro de salud, la hora del día o los días de semana que los fines de semana la llegada afectada prontitud con que se realiza una tomografía computarizada.

"A pesar de que los pacientes que llegan al hospital dentro de las dos horas de aparición de los síntomas fueron significativamente más probabilidades de recibir una tomografía computarizada de tiempo en comparación con aquellos que no lo hicieron (24 por ciento frente a 9 por ciento), la mayoría (76 por por ciento), no hizo ", dijo Rose. "Esto indica las áreas donde los sistemas de atención de accidentes cerebrovasculares se pueden mejorar en los hospitales. Las mejoras podrían aumentar el acceso de los pacientes al tratamiento en función del tiempo y potencialmente reducir la discapacidad de un accidente cerebrovascular".

El NCCSR difiere de la mayoría de los esfuerzos para mejorar la calidad, ya que promueve la recolección de datos de los pacientes en relación con la atención en lugar de recoger después de las historias clínicas. El NCCSR es uno de los cuatro registros originalmente financiados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades como registro de ictus Paul Coverdell Nacional aguda con un mandato para medir, controlar y mejorar la calidad de la atención del ictus agudo.

Los coautores son T. Wayne Rosamond, Ph.D .; Sara Huston, Ph.D .; Carol V. Murphy, RN, M.P.H .; y Charles H. Tegeler, MD Divulgación por autores individuales están disponibles en el manuscrito.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades financió el NCCSR través de una subvención a la División de Salud Pública de Carolina del Norte, en colaboración con la Escuela de Salud Pública de la UNC.

(0)
(0)

Comentarios - 0

Sin comentarios

Añadir un comentario

smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile
Caracteres a la izquierda: 3000
captcha