Gastro esofágico enfermedad por reflujo: estudio muestra la duración a largo plazo del procedimiento endoscópico

Mayo 30, 2016 Admin Salud 0 1
FONT SIZE:
fontsize_dec
fontsize_inc

Los pacientes tratados para la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE), utilizando los procedimientos endoscópicos muestran Plicator beneficios a largo plazo en la reducción de los síntomas de la enfermedad de reflujo sin la necesidad de antiácidos de prescripción en el largo plazo, de acuerdo con un estudio realizado por los médicos en el Beth Israel Deaconess Medical Centro (BIDMC).

La mayoría de los pacientes tuvieron un alivio completo de los síntomas de reflujo ácido, sin la necesidad de inhibidores de la bomba de protones prescripción y sólo para uso poco frecuente de antiácidos según Douglas Pleskow, MD, investigador principal del estudio.

Los resultados, publicados en la edición digital de la revista Surgical Endoscopy, demuestran una reducción sostenida de los síntomas de ERGE y el uso de medicamentos tres años después del procedimiento. GERD es una condición en la que se regurgitado el contenido de líquido de ácido del estómago, causando daños en el revestimiento del esófago.




Pleskow dice que los pacientes que sufren de ERGE pueden sentirse peor que los que sufren de depresión, ataques al corazón e incluso diabetes. "Afecta a su productividad, su trabajo por lo que es muy importante para ayudar a controlar la enfermedad por reflujo gastroesofágico."

El tratamiento, llamado plicatura endoscópica, utiliza un dispositivo llamado Plicator para restaurar la barrera antirreflujo ", un pliegue en la parte superior del estómago que actúa para evitar que el ácido y otros contenidos del estómago para entrar en el esófago que luego reduce los síntomas", dice Pleskow .

En el estudio participaron 29 pacientes con acidez crónica que requirieron mantenimiento diario de sus síntomas con medicación. Los pacientes fueron tratados en cinco sitios, cada tratamiento plicatura recibir. Luego fueron evaluados para los síntomas de la GERD y el uso de drogas doce y treinta y seis meses después del tratamiento.

Todos menos uno de los 29 pacientes en el estudio requerido tratamiento con bomba de protones diaria antes del procedimiento. El otro paciente estaba en alta histamina dosis -2 terapia antagonista. Más de la mitad de los pacientes dependientes de drogas se mantuvo fuera del tratamiento diario a los 36 meses de seguimiento y el 50 por ciento eran capaces de dejar el medicamento por completo.

Pleskow inicialmente estudió los efectos de la plicatura en un estudio más amplio realizado hace cinco años con 64 pacientes. Que se centró principalmente en la eficacia y la seguridad del dispositivo, pero incluido un año de seguimiento. Más tarde se determinó que un estudio centrado en los resultados a largo plazo del procedimiento era necesario. Sólo 29 de los originales 64 pacientes estaban disponibles para el seguimiento inicial a largo plazo.

"Cuando inicialmente parecía en el estudio, hubo 59 por ciento de los pacientes que habían tenido plicatura a un año completo sin síntoma", dice Pleskow. "¿Qué datos muestran ahora a los tres años es que el 55 por ciento de la población original de los pacientes tuvieron un alivio completo de los síntomas."

El objetivo de Pleskow es examinar los datos de nuevo en dos años. Él ya no ofrece caída en números. De hecho, con el tiempo, anticipa mejores resultados, ya que este estudio refleja la primera experiencia de la Plicator. Como el tiempo ha pasado los médicos que utilicen este dispositivo se han desarrollado nuevas técnicas para poner las suturas.

"Estamos mucho mejor en la realización del procedimiento cuando nos fuimos y el equipo que estamos usando ahora es mucho más avanzado," Pleskow dice, agregando que espera una mayor disponibilidad para el público que permitirá un estudio mucho más grande en el futuro.

Además Pleskow, coautores del estudio son el BIDMC Anthony Lembo, MD, Richard Rothstein, MD, del Centro Médico Dartmouth-Hitchcock en Lebanon, New Hampshire, Richard Kozarek, MD, de Virginia Mason Medical Center en Seattle, Gregory Haber, MD , del Hospital Lenox Hill en Nueva York y Christopher Gostout, MD, de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

Este estudio fue financiado por una subvención del OND Surgical, Inc. en Mansfield, MA.

(0)
(0)

Comentarios - 0

Sin comentarios

Añadir un comentario

smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile
Caracteres a la izquierda: 3000
captcha