La pérdida de células 'Antena' vinculado al desarrollo del cáncer

Marcha 22, 2016 Admin Salud 0 9
FONT SIZE:
fontsize_dec
fontsize_inc

La detección basada en cilios tiene un papel importante a la vista, el olfato y la detección de movimiento y para ayudar a desarrollar un embrión en un niño normal. Los defectos en los cilios pueden producir una variedad de trastornos, incluyendo quistes renales, infertilidad, problemas respiratorios, la inversión de órganos (por ejemplo, el corazón derecho) y una predisposición a la obesidad, la diabetes y la presión arterial alta. En cualquier caso, las células no pueden detectar las señales de forma adecuada el control del crecimiento y desarrollo anormal. Ahora, los investigadores están agregando cáncer a esta lista.

"Muchos cánceres son el resultado de defectos en los sistemas de señalización celular, y creemos que sólo hemos identificado una conexión de señalización muy emocionante", Fox Chase Cancer Center biólogo molecular Erica A. Golemis, Ph.D., señala. En el nuevo estudio, Golemis Fox Chase y sus colegas encontraron que las dos proteínas con un papel en la progresión del cáncer y la metástasis, HEF1 y Aurora A, tienen un papel inesperado en el control de la desaparición temporal de los cilios durante la división celular normal, lo que provocó una tercera proteína, HDAC6. Esta acción hace que la "antena" para ser desmantelado de manera prematura.




¿Por qué los cilios y seguir las células normales no se entiende totalmente, pero los científicos cada vez más sospechosos que pueden tener un papel en el momento de la división celular. Comúnmente, las células cancerosas se han perdido completamente sus cilios, y esta ausencia puede ayudar a explicar por qué los tumores no responden adecuadamente a los estímulos ambientales que hacen que las células normales que dejan de crecer. Por lo tanto, el descubrimiento de que también HEF1 y Aurora A causa cilios para desmontar ofrece consejos importantes sobre lo que podría suceder en los tumores.

Los defectos en los cilios ya han sido identificados en una enfermedad que representa una carga importante para la salud pública. La enfermedad renal poliquística, o PKD, surge de mutaciones genéticas que causan ciliar de células de riñón de señalización defectuosa. PKD es la enfermedad hereditaria grave más común, que afecta a más de 600.000 estadounidenses y 12,5 millones de personas en el mundo.

En este síndrome incurable, los pacientes desarrollan numerosos quistes llenos de líquido en los riñones. Para muchos pacientes, el dolor crónico es un problema común. PKD conduce a la insuficiencia renal en la mitad de los casos, lo que requiere diálisis o un trasplante de riñón.

Las proteínas implicadas en el desmantelamiento de las pestañas no son ajenos a Golemis y su equipo. Golemis HEF1 estudió durante más de una década, desde que se identificó el gen. El primero descubierto que HEF1 tiene un papel en el control de los movimientos de las células normales y la invasión de células tumorales. Laboratorio Golemis 'también ha demostrado que Aurora A y HEF1 interactúan para iniciar la mitosis (la separación de cromosomas) durante la división celular.

Sugestivamente, muchos cánceres producen demasiada cantidad de Aurora A de proteínas, incluyendo los cánceres de cáncer de mama y de colon y leucemia. En 2006, la producción excesiva de HEF1 (también conocido como NEDD9) se encontró para dirigir metástasis en más de un tercio de los melanomas humanos, mientras que el HEF1 señalización contribuye también a la agresividad de algunos tumores cerebrales (glioblastomas).

"Ahora hay una nueva actividad de estas proteínas en los cilios," dijo el co-autor Elizabeth P. Henske, MD, investigador médico oncólogo y la genética que estudia las bases genéticas de los tumores renales. Este complejo HEF1 y Aurora Una función puede significar el aumento de los niveles de estas proteínas en el cáncer afectan la respuesta celular a múltiples vías de señalización, un poco "como un accidente de reacción en cadena.

La aplicación clínica

La investigación tiene implicaciones importantes para la comprensión y el tratamiento del cáncer. Los experimentos que conducen al nuevo papel mostraron que "pequeñas moléculas inhibidoras de Aurora A y HDAC6 estabilizan selectivamente cilios", concluyeron los autores, "que sugiere un nuevo mecanismo de acción de estos agentes clínicos." Los ensayos clínicos de dichos inhibidores ya han empezado a aprender más acerca de los mecanismos de sus objetivos es importante entender cómo estos agentes trabajan y que podrían beneficiarse.

"Es s también la tentación de considerar que existen vínculos estrechos entre los trastornos displásicas que conducen a los quistes y cáncer que han sido previamente apreciadas", escriben los autores. "En general, desregulado señalización Aurora/HEF1/HDAC6 puede tener amplias implicaciones para los estudios sobre el desarrollo humano y la enfermedad."

Los autores están investigando las posibles funciones de HEF1 y Aurora A en PKD. Estoy intrigado por el hecho de que un estudio publicado el año pasado mostró que el gen importante, PKHD1, comúnmente mutado en PKD también se ha encontrado como un objetivo de las mutaciones en el cáncer de colon y recto.

Además Golemis y Henske, co-autores son Elena N. Pugacheva, Ph.D., Tiffiney Hartman, Ph.D., y Sandra A. Jablonski, Ph.D., todos del Centro Oncológico Fox Chase. Becas de los Institutos Nacionales de Salud, Departamento de Defensa, la liquidación de fondos Pennsylvania Tabaco y Susan B. Komen Foundation apoya esta investigación, junto con el apoyo de subvención del Centro de Cáncer del NIH y la apropiación de fondos del Estado de Pennsylvania a Fox Chase Cancer Center.

(0)
(0)

Comentarios - 0

Sin comentarios

Añadir un comentario

smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile
Caracteres a la izquierda: 3000
captcha