La radiación después de la mastectomía infrautilizado, según un estudio

Mayo 17, 2016 Admin Salud 0 5
FONT SIZE:
fontsize_dec
fontsize_inc

Mientras que la terapia de radiación es común después de cirugía conservadora de mama, es mucho menos frecuente después de la mastectomía, incluso entre las mujeres para quien tendría un claro beneficio para salvar vidas. Esto es de acuerdo a un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Michigan Comprehensive Cancer Center.

El estudio evaluó a 2.260 mujeres tratadas por cáncer de mama, ya sea que la lumpectomía o mastectomía, y si serían buenos candidatos para la terapia de radiación. Las mujeres que tienen particularmente grandes tumores o cáncer en cuatro o más de los ganglios linfáticos cercanos se recomienda tener la radiación después de la mastectomía.

El estudio encontró que entre los pacientes que deben recibir terapia de radiación de acuerdo con las directrices médicas, el 95 por ciento de los que tenían la tumorectomía pasó a recibir la radiación, pero sólo el 78 por ciento de los que recibieron mastectomía radiación. Entre las mujeres para quienes la radiación es menor claramente beneficioso, el 80 por ciento de los pacientes tenían radiación tumorectomía, mientras que sólo el 46 por ciento de los pacientes hizo la mastectomía.




"Están infratratar Un número considerable de pacientes con cáncer de mama. Uno de cada cinco mujeres con fuertes indicios de radiación después de la mastectomía no recibirla. La radiación puede ser un tratamiento para salvar la vida", dice el autor del estudio Reshma Jagsi, MD, D. Phil, profesor asistente de oncología de radiación en la Escuela de Medicina de la UM.

El hecho de que el 95 por ciento de los pacientes que tuvieron lumpectomía recibieron radiación en las dos áreas metropolitanas estudiadas indica que podemos hacerlo mejor de lo que estamos haciendo para los pacientes de mastectomía seleccionados que también necesitan la radiación. Más atención se debe prestar a la radiación después de la mastectomía ", dice Jagsi.

Los resultados del estudio aparecen en línea el 29 de marzo en la revista Journal of Clinical Oncology.

El estudio también encontró que el doctor participación influyó fuertemente en la recepción de la radiación. Los pacientes que informaron de su cirujano estuvo involucrado en la decisión de recibir la radiación tenían más probabilidades de recibir la radiación que los pacientes cuyo médico era menos involucrados.

"Incluso los pacientes que querían evitar la radioterapia eran muy propensos a recibir si sus cirujanos estaban muy involucrados en el proceso de toma de decisiones. Tenemos que hacer un mejor trabajo de educar a los pacientes y médicos acerca de los beneficios de la radiación después de la mastectomía en cierta circunstancias, y tenemos que alentar a los médicos para ayudar a sus pacientes a medida que toman estas decisiones importantes ", dice Jagsi.

En los pacientes con fuertes indicios de radiación después de la mastectomía, el riesgo de que el cáncer regrese en la pared torácica o las áreas circundantes puede superar el 30 por ciento. Este se reduce en dos tercios si el paciente se somete a tratamientos de radiación, y la supervivencia global se mejora.

Los investigadores estudiaron a 2.260 mujeres en las áreas metropolitanas de Los Ángeles y Detroit que habían sido diagnosticadas con cáncer de mama entre 2005 y 2007. Las mujeres fueron identificadas a través del Registro de Vigilancia de Epidemiología y Resultados Finales. Se pidió a los participantes acerca de su diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama, incluyendo el tener la terapia de radiación recibida.

Estadísticas del cáncer de mama: 194.280 estadounidenses serán diagnosticados con cáncer de mama este año y 40.610 morirán de la enfermedad, según la Sociedad Americana del Cáncer.

Otros autores son Paul Abrahamse, MA, Sarah T. Hawley, Ph.D., MPH, Jennifer J. Griggs, MD, MPH, y Steven J. Katz, MD, MPH, todo el Centro de Cáncer de la UM Integral; Monica Morrow, MD, Sloan-Kettering Cancer Center Memorial; John J. Graff, Ph.D., MS, Instituto del Cáncer Karmanos; y Ann S. Hamilton, Ph.D., MA, Universidad del Sur de California.

El financiamiento fue proporcionado por el Instituto Nacional del Cáncer, la Sociedad Americana del Cáncer, el Departamento de Salud Pública de California, y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

(0)
(0)

Comentarios - 0

Sin comentarios

Añadir un comentario

smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile
Caracteres a la izquierda: 3000
captcha