La terapia de dos drogas es mejor para el agrandamiento de próstata sintomático

Abril 5, 2016 Admin Salud 0 6
FONT SIZE:
fontsize_dec
fontsize_inc

Dos medicamentos usados ​​comúnmente para tratar la hiperplasia prostática benigna (HPB) son más eficaces en combinación que sólo para prevenir la progresión de esta enfermedad, según los resultados de un estudio multicéntrico Institutos Nacionales de la Salud ensayo clínico que se presenta en el American Urological Association (AUA), celebrada en Orlando el 28 de mayo.

El tratamiento médico de los síntomas prostáticos (MTOPS) ensayo encontró que, en comparación con el placebo-reductasa inhibidor finasteride 5 (Proscar) y el bloqueador del receptor de -1 doxazosina (Cardura) junto redujo el riesgo de progresión de la HBP en un 67 por ciento. El riesgo de progresión se redujo en un 39 por ciento con doxazosina solo y 34 por ciento con sólo el finasteride.

Se estima que unos 9 millones de hombres que sufren de los síntomas de HPB, y alrededor de 400.000 de la cirugía cada año para eliminar algunas de la glándula agrandada, que obstruye el flujo de orina a través de la uretra. Los síntomas incluyen urgencia urinaria, frecuencia y nocturia.




"Este es el tipo de resultado neto que todos buscamos cuando lancemos un ensayo clínico", dice Leroy M. Nyberg Jr., Ph.D., MD, cuya investigación programa de Urología del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón (NIDDK) financió el estudio. "La evidencia que apoya la terapia de combinación en pacientes seleccionados es tan fuerte que espero ver grandes cambios en la práctica médica en el futuro cercano."

Los médicos de 17 centros médicos atendieron a aproximadamente 3.000 hombres de 50 y hasta un promedio de 4,5 años de edad. Los hombres tenían todo BPH y fueron divididos en cuatro grupos que tomaron 5 mg de finasterida, 4 mg u 8 mg de doxazosina, ambos fármacos, o un placebo. El objetivo del estudio era impedir la HPB progresión, que se define principalmente como tanto un empeoramiento significativo de los síntomas, infecciones recurrentes del tracto urinario, retención urinaria, incontinencia o tratamiento invasivo como una cirugía.

En comparación con el placebo, el riesgo de retención urinaria se redujo en un 79 por ciento con la terapia de combinación, el 67 por ciento con finasteride y 31 por ciento con doxazosina (no significativamente diferente del placebo), y el riesgo de la terapia invasiva se reducido en un 69 por ciento con la combinación, el 64 por ciento con finasteride y 8 por ciento con doxazosina (no significativamente diferente del placebo).

"La terapia de combinación proporciona no sólo un mejor alivio a largo plazo de los síntomas, pero debido a la finasterida reduce el tamaño de la próstata, los pacientes tienen menos episodios de retención urinaria y tratamientos invasivos", dice el líder de la prueba MTOPS John McConnell, MD, profesor de urología y vicepresidente ejecutivo de la Universidad de Texas Southwestern Medical Center en Dallas. "Además, el estudio muestra claramente que los pacientes tienen un mayor riesgo de progresión y la mayor probabilidad de beneficiarse del tratamiento, que será discutido en la reunión de la AUA."

Cuando comenzaron MTOPS, los médicos han estado recetando cada fármaco por separado para los síntomas de la HPB. Pero algunos médicos estaban preocupados de que mientras que la monoterapia proporciona un alivio parcial, los síntomas pueden empeorar con el tiempo o la próstata puede seguir agrandándose, bloqueando el flujo de orina y dañar la vejiga y los riñones.

"En MTOPS, las tasas de infección del tracto urinario y la incontinencia urinaria fueron bajos en todos los grupos de tratamiento con medicamentos, y ningún paciente en cada grupo desarrollaron problemas del riñón de la HPB. Así que estamos muy contentos", dice Nyberg.

Los investigadores planean publicar los datos del estudio a finales de este año. El resumen de la presentación de la AUA Dr. McConnell está disponible en http://www.niddk.nih.gov/welcome/releases/05-28-02abstract.pdf.

Los patrocinadores del estudio: el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón y el Centro Nacional para la Salud de las Minorías y Disparidades de Salud financió el estudio, y Pfizer Inc., Nueva York; y Merck & Co., Rahway, Nueva Jersey, han donado productos.

(0)
(0)

Comentarios - 0

Sin comentarios

Añadir un comentario

smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile
Caracteres a la izquierda: 3000
captcha