Modelo predice la probabilidad de un fármaco de defectos congénitos que causan

Abril 23, 2016 Admin Salud 0 8
FONT SIZE:
fontsize_dec
fontsize_inc

Cuando las mujeres embarazadas necesitan medicamentos, a menudo existe la preocupación acerca de los posibles efectos sobre el feto. Aunque algunos medicamentos se reconocen claramente que causa defectos de nacimiento (talidomida es un ejemplo conocido), y otros son generalmente reconocidos como seguros, se sabe muy poco sobre el nivel de riesgo de la mayoría de las drogas. Los investigadores en el Programa del Hospital Infantil de Boston Informática (CHIP) han creado un modelo preclínico para predecir la teratogenicidad de un medicamento (tendencia a causar malformaciones fetales), basado en la caracterización de los genes que las que se dirige.

El modelo, que se describe en la edición de marzo de 2011 de Toxicología Reproductiva (publicado en línea en noviembre), utiliza la bioinformática y bases de datos públicos al perfil 619 medicamentos que ya están asignados a una clase de riesgo de embarazo, y cuyo objetivo genes o proteínas son conocidos. Para cada uno de los genes diana, 7.426 en total, los investigadores CHIP Asher Schachter, MD, MMSC, MS, e Isaac Kohane, MD, PhD, crujían las bases de datos para identificar los genes que participan en los procesos biológicos asociados con el desarrollo del feto, en busca de términos detectores de investigación como "Génesis", "desarrollo", "diferenciar" o "crecimiento".

Los investigadores encontraron que las drogas dirigidas a una gran proporción de genes asociados con el desarrollo fetal tendían a estar en el aula con el riesgo más alto. Basándose en el perfil genético de desarrollo, han creado un modelo que mostró 79 por ciento de exactitud para predecir si un fármaco estaría en Clase A (seguro) o Clase X (teratógeno conocido).




Por ejemplo, para reducir el colesterol drogas cerivastatina, lovastatina, pravastatina y fluvastatina son todos en la clase X. Todos estos fármacos también dirigidos porcentajes muy altos de genes de alto riesgo (98 a 100 por ciento). El anticoagulante warfarina, incluso en la clase X, tenía un porcentaje de 88 por ciento.

Cuando Schachter y Kohane aplicarse el modelo a las drogas en todas las clases de riesgo, la proporción de genes de desarrollo específico corresponde aproximadamente con el grado de riesgo conocido (ver gráfico). Sin embargo, el modelo necesita una validación adicional antes de Schachter está dispuesto a compartir las estimaciones reales de los medicamentos específicos. "Nosotros no queremos correr el riesgo de confundir las mujeres embarazadas a tomar los medicamentos necesarios", dice.

Una de las dificultades en la validación del modelo es que la teratogenicidad "conocido" se está probando contra menudo no se conoce. Entre Clase A y Clase X son las clases B, C y D, con cantidades crecientes de riesgo, pero los límites entre ellas se basan en los datos mínimos. Los efectos teratogénicos pueden ser difíciles de detectar, ya que la mayoría de los medicamentos se toman relativamente rara en el embarazo, algunos pueden tomarse junto con otros medicamentos y los efectos tienden a ser raro o demasiado sutil para ser notado en la historia clínica. Además, los datos de los ensayos con animales no se aplica necesariamente a los seres humanos.

"Una gran cantidad de drogas en el centro del espectro, y tal vez incluso un poco» de la clase A, pueden causar defectos sutiles que hemos identificado ", dijo Schachter. "No estamos en condiciones de proporcionar una respuesta sí/no, pero hemos encontrado un modelo que puede predecir que son más riesgosas."

Dado el grado de incertidumbre, Schachter y Kohane creen que su modelo puede ser de interés para los desarrolladores de medicamentos y los médicos que prescriben y pueden proporcionar información útil para complementar el etiquetado de los medicamentos.

"Ahora podemos decir a los pacientes," Este medicamento actúa sobre una gran cantidad de genes que están involucrados en los procesos de desarrollo '", dice Schachter.

O, por el contrario, si una joven mujer embarazada tiene una enfermedad del corazón y necesita ser tratado, los médicos puede ser tranquilizado por el contorno de un medicamento para el corazón, añade. "En lugar de decir," no sabemos ", ahora podemos decir que el fármaco es más probable que sea seguro durante el embarazo."

"Tenemos aquí un ejemplo de la utilidad de un panorama general prismática, enfoque macrobiológico", dice Kohane, director del CHIP. "Mediante la combinación de una amplia base de datos de proteínas diana del fármaco y una base de datos de defectos congénitos asociados con las drogas, nos encontramos con un modelo predictivo de riesgo prometedor fármaco para defectos de nacimiento."

El estudio fue financiado por una subvención del Instituto Nacional de Ciencias Médicas Generales.

(0)
(0)

Comentarios - 0

Sin comentarios

Añadir un comentario

smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile
Caracteres a la izquierda: 3000
captcha