Siempre ratones felices pueden tener la clave para un nuevo tratamiento de la depresión

Abril 1, 2016 Admin Salud 0 17
FONT SIZE:
fontsize_dec
fontsize_inc

"La depresión es una enfermedad devastadora, que afecta a alrededor del 10% de las personas en algún momento de su vida", dice el psiquiatra Dr. Guy Debonnel MUHC, profesor en el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de McGill, y autor principal del nuevo estudio. "Los medicamentos actuales para la depresión clínica no son eficaces para un tercio de los pacientes, por lo que el desarrollo de tratamientos alternativos es tan importante."

Los ratones sin el gen TREK-1 (ratones "knock-out") se creó y se crió en colaboración con el Dr. Michel Lazdunski, co-autor de la investigación, en su laboratorio de la Universidad de Niza, Francia. "Medidas Estos ratones 'knock-out' fueron analizadas usando separada del comportamiento, electrofisiológico y bioquímico conocido para medir la" depresión "en los animales", dice el Dr. Debonnel. "Los resultados realmente nos sorprendieron, nuestras ratas 'knock-out' actuó como si hubieran sido tratados con antidepresivos durante al menos tres semanas."




Este estudio representa la primera depresión tiempo ha sido eliminado a través de la alteración genética de un organismo. "El descubrimiento de un vínculo entre TREK-1 y la depresión en última instancia, podría conducir al desarrollo de una nueva generación de fármacos antidepresivos", señaló el Dr. Debonnel.

De acuerdo con Health Canada y Statistics Canada, aproximadamente el 8% de los canadienses sufren de depresión en algún momento de sus vidas. Alrededor del 5% de los canadienses buscan consejo médico para la depresión cada año; una cifra que casi se ha duplicado en la última década. Las cifras de los EE.UU. son comparables, con aproximadamente 18,8 millones de estadounidenses adultos (aproximadamente 9,5% de la población) que sufren de depresión durante su vida.

El financiamiento para esta investigación fue proporcionado por el CNRS (Centre National de la Recherche Scientifique) y los Institutos Canadienses de Investigación en Salud (CIHR).

(0)
(0)

Comentarios - 0

Sin comentarios

Añadir un comentario

smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile
Caracteres a la izquierda: 3000
captcha