Turno de noche no se asocia con un mayor riesgo de cáncer: Contratos estudio previo

Mayo 13, 2016 Admin Salud 0 4
FONT SIZE:
fontsize_dec
fontsize_inc

Trabajar en el turno nocturno no parece aumentar el riesgo de desarrollar cáncer, sugiere los resultados de un nuevo estudio de los trabajadores suecos.

Estudios recientes - y titulares de las noticias correspondientes - han encontrado que funciona regularmente el turno de noche puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de mama, próstata y colon. Algunos investigadores dicen que la conexión puede ser debido a una disminución en la producción de melatonina, como algunos experimentos en animales sugieren que la hormona puede tener propiedades anti-cáncer.

Nuestros cuerpos producen sus niveles más altos de melatonina por la noche, durante el sueño, pero la exposición a la luz en la noche suprime la producción de melatonina, dijo Judith Schwartzbaum, autor principal del estudio y profesor asociado de epidemiología en la Universidad del Estado de Ohio.




"Sin embargo, los efectos de la melatonina sobre el desarrollo del cáncer en los seres humanos no se conocen bien", dijo.

Schwartzbaum y sus colegas no encontraron ninguna relación entre el turno de noche y el riesgo de desarrollar cualquier tipo de cáncer. Llegaron a esta conclusión después de analizar cerca de 20 años de datos que comparó las personas que informaron trabajos que requerían que trabajan durante el día para las personas que dijeron tener trabajos que requerían el turno de trabajo noche.

Los hallazgos aparecen en un próximo número de la revista Scandinavian Journal de Trabajo, Ambiente y Salud. Schwartzbaum condujo el estudio con investigadores del Instituto de Medicina Ambiental, que se encuentra en el Instituto Karolinska en Estocolmo, Suecia.

El estudio incluyó a todos los ciudadanos suecos que trabajaron al menos 20 horas por semana en 1970, y que fueron incluidos en ambos censos de población de 1960 y 1970 - para un total de alrededor de 3,2 millones de personas. Los investigadores recolectaron información sobre el trabajo de cada censo.

Las ocupaciones se clasifican de acuerdo con el porcentaje de personas que reportaron el trabajo por turnos: más del 70 por ciento, más del 40 por ciento, menos de 30 por ciento, y no hay personas a cargo en el trabajo por turnos.

Los investigadores recolectaron información sobre las personas 1971-1989 o hasta que un trabajador ha sido diagnosticado con cáncer o murieron.

La información sobre la causa de la muerte vino del Registro Causa Muerte sueco. Todos los casos de cáncer que se produjeron en el período de tiempo del estudio se han identificado por el Registro Nacional de Cáncer de Suecia. Schwartzbaum dijo que todos los médicos suecos que se ocupan de los pacientes con cáncer deben informar al registro nacional de cáncer cuando un paciente es diagnosticado con la enfermedad.

Para determinar el porcentaje de trabajadores en el turno de noche en cada categoría de trabajo incluidos en el censo, los investigadores utilizaron información sobre el trabajo extra de la sueca encuesta condiciones de vida llevado a cabo entre 1977 y 1981. Durante este tramo de cinco años a más de 46.000 trabajadores fueron entrevistado personalmente acerca de sus puestos de trabajo y los horarios de trabajo, incluyendo qué horas durante el día trabajado. Schwartzbaum y sus colegas aplicaron esta información al grupo de estudio general.

Aproximadamente 200.000 hombres y 100.000 mujeres en el estudio desarrollaron cáncer. Había alrededor de 2,1 millones de trabajadores incluidos en los datos del censo, y alrededor de 1,1 millones de mujeres que trabajan.

Los investigadores en el análisis principal, los participantes fueron clasificados como expuestos o no expuestos al trabajo por turnos en función de su ocupación en 1970. Los investigadores siguieron a ambos grupos durante 19 años.

En un análisis separado, los investigadores tomaron el tiempo de exposición del turno de noche en cuenta. Definieron la "exposición" cómo trabajar en un trabajo que cumplió con los criterios para el trabajo del turno de noche, tanto en el 1960 y 1970 los censos.

"Hemos identificado ocupaciones donde muchos empleados han estado trabajando durante las horas que podrían afectar la producción de melatonina," dijo Schwartzbaum.

Schwartzbaum y sus colegas definen el trabajo por turnos como el trabajo que ha tenido una rotación con tres o más posibles turnos por día, o en los que el programa de trabajo incluido entre 1 y 4 de la mañana, que los investigadores definen como trabajar por la noche.

Un porcentaje muy pequeño de la población incluida en este estudio reportaron tener empleos que cumplen la definición de trabajo por turnos (sólo el 4 por ciento de los hombres y el 0,4 por ciento de las mujeres).

Para los hombres, las principales ocupaciones del turno de noche que incluye el trabajo en la producción de papel, trabajando como operador del horno y de trabajo como bomberos, policías o los operadores de trenes. Las ocupaciones de las mujeres que trabajaban en la noche incluyeron principalmente el trabajo como grúa o montacargas operadores, empresa de mensajería en las industrias del papel y la edición, o el trabajo a las parteras.

Los resultados finales mostraron ninguna relación entre el trabajo por turnos y un mayor riesgo de desarrollar la próstata, colon o mama, o casi cualquier otro tipo de cáncer, independientemente de cómo el empleo dependía de trabajo por turnos.

Schwartzbaum señala que los resultados actuales no están de acuerdo con una serie de estudios publicados recientemente, dos de los cuales se encontró un mayor riesgo de cáncer de próstata entre los trabajadores de turnos rotatorios, y media docena de otros estudios que han sugerido un mayor riesgo de cáncer de mama entre las mujeres trabajadores por turnos.

"Muchos de estos estudios incluyeron poblaciones muy específicas de los trabajadores", dijo. "Por ejemplo, los estudios de las azafatas han encontrado un mayor riesgo de cáncer de mama y también un riesgo mayor de lo esperado para el desarrollo de melanoma maligno.

"Sin embargo, los empleados de las compañías aéreas se diferencian de otros trabajadores por turnos debido a su mayor exposición a la radiación cósmica y solar", continuó Schwartzbaum. "Así que es difícil de desentrañar qué es exactamente lo pueden contribuir a un mayor riesgo de cáncer."

Lo que se necesita, Schwartzbaum dijo, son los grandes estudios internacionales para ayudar burlan de la relación entre el trabajo por turnos y el riesgo de desarrollar cáncer.

"Parece que 3 millones de trabajadores deberían ser suficientes para tener una idea firme del riesgo, pero no lo es, sobre todo teniendo en cuenta el relativamente bajo porcentaje de puestos de trabajo que requieren el trabajo por turnos", dijo Schwartzbaum. "Necesitamos estudios que incluyen los datos de varios países."

(0)
(0)

Comentarios - 0

Sin comentarios

Añadir un comentario

smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile
Caracteres a la izquierda: 3000
captcha