Uso de la médula ósea para proteger la tecnología de células madre del cerebro comienza ensayo clínico para la enfermedad de Lou Gehrig

Mayo 3, 2016 Admin Salud 0 6
FONT SIZE:
fontsize_dec
fontsize_inc

La capacidad de producir neuroprotectoras, proteínas que protegen el cerebro humano contra las enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y la esclerosis lateral amiotrófica, es el santo grial de la investigación del cerebro. Una tecnología desarrollada en la Universidad de Tel Aviv hace justamente eso, y ahora está fuera del laboratorio y en los hospitales para comenzar los ensayos clínicos de pacientes con esclerosis lateral amiotrófica (ELA), también conocida como enfermedad de Lou Gehrig.

Desarrollado por el Prof. Daniel Offen y Eldad Melamed Profesor de la Facultad Sackler de Medicina y Centro de Investigación Médica Felsenstein de TAU, la tecnología es ahora un proceso pendiente de patente, que se lleva a las células de la médula ósea del paciente tallo y hace que se diferencien en astrocyte- como las células, que son responsables por el bienestar de las neuronas del cerebro. Las células liberan factores neurotróficos, o neuroprotectores, que han demostrado desempeñar un papel clave en la reducción del progreso de la ALS, una enfermedad debilitante caracterizada por la degeneración progresiva de las neuronas motoras, lo que resulta en la parálisis de las extremidades de un paciente y la función del órgano.

La investigación ha aparecido en el Diario de las células madre y los informes y revisa una serie de otras publicaciones.




Las pruebas en Jerusalén y Boston

Esta tecnología de células madre, dice el profesor Offen, representa 10 años de desarrollo. Inspirado por el progreso de la investigación sobre las células madre embrionarias y su enorme potencial - pero tratando de eludir la seguridad y ética - Prof. Offen y sus colegas investigadores han recurrido a las células madre derivadas de la médula ósea del paciente.

Después de persuadir a las células a diferenciarse en células de astrocitos como, cuya función natural es proteger las neuronas del cerebro y prevenir el deterioro, los investigadores comenzaron a probar el concepto en modelos animales. "En el modelo de ratón," Prof. Offen, explica, "hemos sido capaces de demostrar que las células madre de la a prevenir la degeneración del cerebro después de la inyección de neurotoxinas selectivas derivada de la médula ósea". Los investigadores también demostraron que el trasplante de estas células aumentó la tasa de supervivencia en el modelo de ratón de ALS y retrasó significativamente el progreso de la disfunción motora.

Según el profesor Offen, este es un método único de éxito para la diferenciación de las células madre de la médula ósea en células astrocitos como sin manipular el material genético de la célula. Ellos son el primer grupo de investigadores para demostrar la eficacia de esta tecnología en diversos modelos in vivo de enfermedades neurodegenerativas.

La tecnología ha sido licenciada Cell Therapeutics de intercambio de ideas que se ha desarrollado en un producto de grado clínico llamado NurOwn ™, que ahora está siendo utilizado en un ensayo clínico en el Centro Médico Hadassah en Jerusalén. BrainStorm Cell Therapeutics ha alcanzado recientemente un acuerdo para ampliar los ensayos clínicos en el Hospital General de Massachusetts, en colaboración con la Universidad de Massachusetts Medical School.

Terapia de cosecha propia - y talento

Los ensayos clínicos en curso están diseñados para evaluar la seguridad y eficacia de este tratamiento, dice el profesor Offen. Debido a que las células originales se han tomado de los propios pacientes, añade, el cuerpo debe tener reacciones adversas.

Aunque este estudio apunta a ALS, estas células tienen el potencial para tratar una amplia gama de enfermedades neurodegenerativas, incluyendo la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Huntington. Para muchas condiciones, explica Prof. Offen, los tratamientos actuales disponibles tientas sólo para aliviar los síntomas de estas enfermedades, en vez de reparar el daño existente.

BrainStorm Cell Therapeutics, la compañía que está desarrollando la tecnología, es un spin-off de la UTA, Prof. Offen señala. La universidad ha guiado la invención en cuestión, y una serie de investigadores que trabajan dentro de la empresa se graduó de la UTA.

(0)
(0)

Comentarios - 0

Sin comentarios

Añadir un comentario

smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile smile smile smile smile
smile smile smile smile
Caracteres a la izquierda: 3000
captcha